EL PAPEL DEL PSICÓLOGO DEPORTIVO EN EL FÚTBOL BASE

Con el inicio de una nueva e ilusionante temporada, damos comienzo a esta serie de artículos que pueden ofrecer una nueva herramienta de trabajo para todos aquellos amantes de nuestro deporte, el fútbol base. En concreto, en este y próximos artículos, presentaremos un aspecto del entrenamiento futbolístico que cada vez llama más la atención a entrenadores, preparadores físicos, e incluso a la gestión de los clubes. Es sabido que la preparación de los entrenadores influye en el rendimiento del equipo. Entrenadores y preparadores tratan de encontrar la mejor estrategia para vencer a su rival (aspecto táctico), preparan a sus chicos físicamente para aguantar los noventa minutos (aspecto físico), o simplemente mejoran la calidad de sus jugadores con ejercicios específicos (aspecto técnico).

En las últimas décadas, en el fútbol profesional ha surgido una nueva figura que, al lado del entrenador, se encarga del aspecto psicológico del equipo tanto a nivel grupal como individualmente. Esta tendencia se ha trasladado de una manera gradual al fúbol base dotando a los clubes de una herramienta útil, no solo en busca de rendimiento, sino de ayuda o asesoramiento a jugadores, entrenadores, padres e incluso directivos.

Con todo ello, es habitual que escuchemos hablar de la figura del psicólogo deportivo con relativa frecuencia en prensa, redes sociales o en los campos de fútbol. El rol que puede desempeñar el psicólogo del deporte en un club es extenso y, en ocasiones, puede crear confusión acerca de su función, apareciendo lo que se llama “ambigüedad de rol”. En estas líneas intentaremos delimitar de una manera breve qué funciones puede desempeñar un psicólogo del deporte y en qué medida tiene influencia en los clubes. Para ello, deberemos remitirnos a la historia ya que extraeremos las raíces de la disciplina y esto nos puede ofrecer una perspectiva más clara.

El origen de la psicología del deporte reside en los trabajos del psicólogo alemán Wundt (1879- 1919), que estudiaba aspectos como los tiempos de reacción, discriminación o elección de estímulos en su laboratorio de Leipzig. Estos aspectos psicofisiológicos llamaron la atención de posteriores psicólogos, que adaptaron el estudio de las variables psicofisiológicas y psicológicas al deporte. La psicología del deporte tuvo una evolución lenta y, en comparación con otras ramas de la psicología, puede decirse que es joven pero tiene margen de crecimiento.

En nuestro país, se sitúa el origen en el I Laboratorio de Psicología del Deporte del Estado Español, creado por Roig Ibáñez a mediados de la década de los sesenta en la ciudad de Barcelona. La línea de investigación en este centro se basaba en el diagnóstico de aptitudes deportivas, evaluaciones experimentales de tiempos de reacción, percepción, concentración y vigilancia.

foto

Del estudio de las aptitudes picofisiólogicas se evolucionó a aspectos más psicológicos puros como podrían ser la motivación, la ansiedad pre-competitiva, la cohesión de equipos o la comunicación adecuada con y entre jugadores. A partir de ese momento, el psicólogo deportivo empieza a delimitar su campo de actuación y, aunque el campo de intervención aun es ambigüo, existen aspectos específicos donde el psicólogo del deporte tiene su espacio delimitado. Cabe recordar, que el psicólogo deportivo es un miembro más del cuerpo técnico de cualquier equipo o club y, por ello, esta a disposición de aquello que demande el entrenador, con su previa aprobación. El psicólogo no sustituye a nadie ni intenta aplicar sus conocimientos de una manera autocrática, más bien todo lo contrario, buscando el consenso, el debate y la predisposición de aportar su granito de arena para el éxito personal y deportivo de los equipos. Diferenciaremos entre el fútbol profesional y el fútbol base puesto que, obviamente, los contextos, recursos y demandas no son las mismas.

Entre las líneas de actuación que más claramente están delimitadas en el trabajo del psicólogo deportivo en un club de fútbol base detallaremos tres para poder entender de una manera breve esta nueva figura del deporte. Existen multitud más pero por una cuestión de extensión consideramos conveniente resumirlo en:

  • Entrenamiento psicológico a jugadores: Esta línea de trabajo, bajo las demandas y aprobación de entrenadores, busca la creación de programas de entrenamiento donde se incluyan aspectos psicológicos en la preparación técnico- táctica del equipo. Entre las variables a trabajar podemos encontrar: control del estrés, cohesión, habilidad mental, toma de deciones, motivación…
  • Psicoeducación de todos los agentes que influyen en el club: La intervención con los agentes que influyen en el club, busca informar de una manera agradable y sencilla aquellos aspectos que pueden ayudar o facilitar el buen funcionamiento de jugadores y equipos, y consecuentemente el rendimiento. Con charlas o talleres, se informa a padres, entrenadores o los propios jugadores de aspectos como la comunicación, el entrenamiento invisible, los hábitos saludables o los beneficios psicológicos del deporte por encima del rendimiento.
  • Asesoramiento profesional de las demandas del club: La faceta de asesoramiento profesional tiene un origen más clínico, ya que responde a la demanda urgente de algun asunto. Como por ejemplo, podemos encontrar un conflicto entre dos jugadores del mismo equipo, también es posible que algun jugador no encuentre su mejor redimiento debido a la ansiedad excesiva que le produce la competición o un entrenador busque asesoramiento sobre cómo explicar al padre de un jugador que este dispondrá de menos minutos durante una fase de la temporada.

Con todo ello, esperamos haber disipado algunas dudas sobre el trabajo de los psicólogos del deporte o despertado curiosidad sobre esta figura relativamente nueva pero que, sin duda, tiene mucho que decir en el mundo del fútbol. Seguiremos escribiendo con ilusión.

Nos vemos en los campos.

VAMOS FUTUR !!!

Autores

Isaac Benedito Andreu
Graduado en Psicología – Universitat Jaume I
“Prácticas profesionales con la psicóloga del deporte Mari Carmen Molés”
“Curso psicología aplicada a los deportes de equipo”
Entrenador Infantil C
Futur de Castello

Cristian Segovia Martinez
Graduado en Psicología – Universitat Jaume I
“Formación en Psicología Deportiva”
“Prácticas de Psicología en Villareal CF con Eduardo Morello y Berni Vert”
“Iniciación del Curso de Psicología Deportiva en el COP 2016/2017”
Entrenador Futur de Castello

Comparte ...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page